Haval H9

Te presentamos Haval H9

Uno de los segmentos más apetecidos por los colombianos es el de los SUV de gran tamaño, y con enfoque todo-terreno, en el que siempre destacaron marcas japonesas y americanas. Tras la llegada al país del distribuidor Ambacar, que marcó el regreso de las marcas chinas Great Wall y Haval, la firma quiso apostar por este tipo de vehículos.

Así, buscando un producto bien equipado, con buenos acabados, cómodo y asequible, que además fuera hábil en terrenos complicados, presentó en Colombia la Haval H9, una camioneta con chasis independiente y sistema de tracción 4×4 automático.

Mira también: Haval sigue avanzando en España

En este contexto, tuvimos oportunidad de probar este vehículo en un tramo cercano a 300 kilómetros, gracias a una invitación de Ambacar. A continuación, nuestra experiencia a bordo.

Vehículo probado: Haval H9
Precio de venta: $159.900.000 pesos colombianos (octubre/2019) (47000 U$D)

Puntos a favor

– Diseño exterior robusto
– Altura respecto al suelo
– Suavidad de marcha
– Acabados interiores
– Espacio interior para siete pasajeros
– Sistema 4×4 electrónico
– Climatización de tres zonas

Puntos por mejorar

– Ajuste de partes mecánicas
– Estabilidad en terrenos destapados
– Apertura del portón trasero
– Conectividad multimedia básica

Mira también: Haval F7x asi es el primer SUV Coupe de la firma china

Exterior Haval H9

La principal característica de la Haval H9 es su robustez, con un diseño imponente que transmite ese espíritu fuerte y aguantador. Al frente destaca la gran parrilla trapezoidal con cinco franjas horizontales cromadas y el emblema de la marca enmarcado en un fondo de color rojo. Detalles del bumper y el capó le hacen ver agresivo, incluyendo luces antiniebla y faros Full LED.

En los costados, sus líneas rectas dan combinan muy bien con los pasos de rueda planos, donde se alojan rines en aluminio de 18 pulgadas. En la parte inferior incorpora un estribo con caucho antideslizante, para facilitar el acceso a la cabina. Además, goza de un amplio campo visual gracias a sus ventanas de gran tamaño.

Mientras tanto, en la parte trasera llaman la atención sus ópticas alargadas de tecnología LED, y la reducida altura del piso del baúl, con el que se facilita el acceso a la bodega. El portón trasero es de apertura lateral en 90°, detalle que se puede tornar incómodo en ciertos momentos.

Mira también: La propuesta de Haval H2

Puesto de manejo

Acceder a la ubicación del conductor es fácil por la presencia del estribo exterior, y una manija ubicada en el paral A, aunado al buen ángulo de apertura de la puerta. El asiento tiene ajuste eléctrico en distancia, altura e inclinación del espaldar, con tres niveles de memoria y ajuste lumbar. Así mismo, el volante ofrece ajuste manual en altura y profundidad.

Desde este punto se obtiene óptima visibilidad gracias a un capó recto, que permite observar las puntas delanteras. La vista hacia atrás es buena por el gran tamaño de los espejos retrovisores exteriores y las líneas rectas de la carrocería, aspecto apoyado por la cámara de reversa con guías móviles.

Evaluando los mandos, es claro un cambio revolucionario frente a vehículos procedentes de China en años anteriores. Cuenta con tablero análogo/digital, con mandos en el volante, y una pantalla táctil de 8 pulgadas para el centro multimedia, con conectividad por USB y Bluetooth, una botonera inferior para su manejo y reproductor de CD. No tiene Apple CarPlay ni Android Auto.

La climatización opera desde botones en la consola frontal, con una ligera inclinación para mejor ergonomía y acceso a favor del conductor, y sus ajustes se proyectan en la pantalla principal. De otro lado, la palanca de cambios tiene forma de ‘joystick’ y a su lado están el portavasos, freno de mano electrónico con función Auto-Hold, y selector de modos de manejo.

Para la segunda fila de asientos hay un espacio generoso, suficiente para tres ocupantes adultos. En el asiento intermedio se cuenta con reposabrazos, portavasos, y una pequeña guantera. Resalta la climatización digital independiente, con rejillas ubicadas en el techo. Los asientos se ajustan en distancia e inclinación del espaldar.

Mira también: Dio la vuelta al mundo en una Haval H5

La zona posterior ofrece una tercera fila de asientos muy versátil, con disposición 50/50 y espacio suficiente para que una persona de estatura media viaje cómodamente. Allí se cuenta con salidas de aire en el techo y portavasos. Al plegar estos asientos, se obtienen 740 litros de capacidad para el baúl.

Seguridad

Cada vez es más detallado y riguroso el trabajo de seguridad realizado por las marcas chinas. La Haval H9 destaca en este aspecto frente a sus competidores incluyendo ocho airbags, cinturones de seguridad de tres puntos para todos los ocupantes, y anclajes ISOFIX en la segunda fila de asientos.

Cuenta además diversos sistemas de asistencia al manejo, como el ABS con repartidor electrónico de frenado, controles de estabilidad y tracción, y control de ascenso y descenso programable. A esto, se suman el control crucero con limitador de velocidad, sensores de proximidad y asistente de parqueo lateral o perpendicular.

Mecánica y desempeño

Haval H9 equipa un motor Turbo de 2.0 litros y cuatro cilindros a gasolina, que entrega 241 caballos de fuerza a 5.500 rpm y torque de 350 Nm entre 1.800 y 4.500 rpm, conectado a una caja automática de ZF de 8 velocidades y tracción 4×4 con tres modos: 2H, 4H automático y 4L electrónico. Además, ofrece cinco modos de manejo: Nieve, Barro, Arena, Deportivo y Automático.

Mira también: Test drive Haval H6

Analizando su desempeño, el propulsor funciona de una forma medida y justa, entregando un arranque más bien lento y un notorio ‘Lag’ en el turbo. Al llegar a 2.000 rpm, la respuesta mejora notablemente entregando una excelente combinación con una transmisión suave y rápida.

Equipa una suspensión independiente de doble brazo adelante, y sistema Multi-Link de cinco brazos atrás, que permiten un andar suave y confortable en todo tipo de terrenos. En algunos casos puede sacrificarse un poco la estabilidad  a causa de esa suavidad de marcha. El ESP controla en pavimento, pero en terrenos de grava, la parte trasera tiende a sobrevirar.

Aceleración y consumo de Haval H9

Un SUV de estas características no busca ser rápido ni deportivo, y la Haval H9 se mantiene en ese rango. La aceleración es un poco lenta al arrancar, pero luego del punto de torque es agresiva y constante, si se exige al acelerador dentro de un rango óptimo de revoluciones. La caja beneficia la realización de sobrepasos, respondiendo eficazmente a pesar de tener relaciones largas.

Así, puede acelerar de 0 a 100 km/h en cerca de 14,5 segundos (altura de Bogotá), cifra acorde con lo esperado para ese motor, y el peso del vehículo. La velocidad máxima está limitada a 180 km/h por seguridad.

Mira también: Test Drive automóviles chinos

Durante nuestra prueba de 300 kilómetros se obtuvo un consumo de 32 km/galón en uso mixto, 28 km/galón en ciudad y  entre 40 y 42 km/galón en carretera, sin usar control crucero. Con el tanque de 21 galones, se obtienen una autonomía cercana a 700 kilómetros, con manejo normal.

Conclusiones test drive Haval H9

Si bien en Colombia sigue latente el escepticismo  hacia los carros chinos, los fabricantes de ese país asiático cada vez se esfuerzan más por mejorar sus productos. La Haval H9 es una muestra de ello, pues es una camioneta robusta, aguantadora y capaz, que ofrece lujo y comodidades para competir en el mercado nacional, a un valor relativamente asequible.

Su precio de $159.900.000 es llamativo y, sobre todo, justo. Aún más, teniendo en cuenta que sus competidores están en ese rango de precio o, incluso, por encima de los $200.000.000, con un equipamiento de confort y seguridad mucho más austero.

En suma, es un vehículo llamativo para quienes buscan un SUV para viajar cómodamente en familia, o hasta para uso oficial en entidades gubernamentales, tipo de cliente que pocas veces se tiene en cuenta.

La nota e imagenes se publicaron primero en ElCarro Colombiano